Artículos

Impacto de la política monetaria en El Salvador

 

El presente ensayo sobre el impacto de la política monetaria implementada en El Salvador, hace una década, persigue, básicamente, ofrecer un panorama claro y realista de los distintos aciertos y desaciertos en estos históricos cambios.

 

Durante la búsqueda de los recursos para la elaboración de este trabajo, ha sido impresionante ver las diferentes apreciaciones y tendencias del análisis de este proceso.

 

Encontramos, en esta investigación bibliográfica, ensayos, tesis, comentarios y otro sinnúmero de recursos que se compilaron para tener una idea general del tema. En algunos casos, y para nuestro aprendizaje, encontramos trabajos escritos con la mano derecha, y en una gran mayoría, apreciaciones escritas con la mano izquierda. Estas dos posiciones extremas del péndulo nos permitieron valuar las críticas al proceso de dolarización en El Salvador, y su veracidad, así como las alabanzas al mismo y su respectiva evaluación.

 

Normalmente, cuando un proceso se ve desde la llanura de la oposición hacia el gobierno en funciones, la tendencia es a devaluar los logros y a exaltar los desaciertos que son propios en cualquier gestión. Mientras que cuando se ve desde el punto de vista ejecutor, se tiene a exaltar los logros y a minimizar las fallas del proceso. Normalmente, los aciertos de una gestión de gobierno se conocen públicamente, mientras que se esconden, cuidadosamente, los vestigios de los errores cometidos.

 

El enfoque que se ha intentado imprimir al presente ensayo, después de estar inmersos en tanta información, persigue ser lo más cercano a la realidad, dejando de lado los lentes de las preferencias partidarias, utilizando, primariamente, las fuentes más fidedignas y cercanas al proceso.

 

 

I. Antecedentes históricos

 

1.1 Historia de los medios de intercambio

 

En tiempos antiguos, los habitantes de las tierras salvadoreñas, especialmente la civilización maya, alcanzó niveles elevados en materia económica, y logró establecer mecanismos de cambio mediante el trueque, que fue establecido a través de un valor comparativo con el mejor producto de la tierra. En el caso particular de esta región, los precolombinos utilizaban el cacao como mecanismo de cambio, y era para ellos de gran importancia, al grado de llamarle la bebida de los dioses.

 

Durante varios siglos, este sistema de comercio y de intercambio de valores se llevó a cabo mediante esta forma.

 

 

1.2 Introducción de monedas e inicios del bimonetarismo

 

Según la historia, la primera unidad monetaria reconocida en El Salvador, fue el Xontle, que consistía en 400 almendras de cacao.

 

Cuando los españoles vinieron a América incorporaron la primera moneda extranjera al metabolismo económico de la región. Esta primera moneda se llamaba “Real” que circuló legalmente paralela al Xontle. Al enfocarlo en términos modernos podríamos llamarle bi-monetarismo, ya que se estableció su valor a 200 almendras de cacao por un Real.

 

El Real era acuñada en España, hasta que en 1731 se fundó la primera casa de la moneda en Guatemala que operaba para toda la región.

 

Sin embargo, entre las monedas más utilizadas durante la colonia estaba el macaco, que era una Moneda macuquina del valor de un peso. Macuquina se dice de cierta moneda cortada, de oro o plata, que circuló  hasta mediados del siglo XIX. Fue una de las monedas más usadas en el tiempo de la  colonia  en la región latinoamericana; consistía en piezas de plata de diferentes formas, acuñadas en el Perú o en México, cortadas de forma irregular y llevaban un grabado con las columnas de Hércules y la inscripción “Plus Utra”. Su peso era más importante que el valor nominal. Según los datos históricos, su circulación llegó incluso hasta después de la  independencia de los países centroamericanos, siendo oficializado el 9 de julio de 1856.

 

Paralelo a esta moneda de curso legal, surgieron las fichas de finca, como  otra forma de remuneración de servicios prestados en el área rural. Estas fichas eran fabricadas de latón y la mayoría tenía forma circular, pero la diferencia existente era que llevaban grabado el nombre de la finca emisora. Los dueños de finca utilizaban este curso monetario para pagar los salarios a sus colonos, y éstos a la vez, podrían adquirir los bienes necesarios para su subsistencia.

1.3 Surgimiento de la moneda regional

 

El sistema monetario colonial no cambió durante el periodo de la federación centroamericana. Durante este tiempo, se usó el peso de plata como moneda principal, equivalente a ocho reales, acuñándose por primera vez la moneda regional. Este histórico logro fue para conmemorar la independencia de los países centroamericanos.

 

El gobierno de El Salvador decretó la acuñación de una moneda nacional en oro y plata. Las piezas de oro tenían la inscripción “E” de Escudo  y las de plata llevaban una “R” que significaba Real.

 

Bajo el Gobierno del Dr. Rafael Zaldívar en 1883, se formuló la primera ley monetaria que provocó algunos cambios, descartando el sistema español de división del peso en ocho reales y estableciéndose por ley el sistema métrico decimal, donde el peso llegó a valer 10 reales.

 

 

1.4 Papel moneda en El Salvador

 

Transcurría el siglo XIX y a finales de este, se da la primera emisión de papel moneda bajo la responsabilidad de bancos autorizados por el gobierno. Estos jugaron un papel importantísimo como instrumento de cambio, estableciéndose con esto el valor de los bienes así  también como elemento de ahorro.

 

El Banco Internacional, fundado en 1880, emitió los primeros billetes orientados a pagos en oficinas públicas. Tiempo después el Gobierno autorizó al Banco Agrícola Comercial y al Banco Occidental para la emisión de billetes.

 

Durante el gobierno del General Carlos Ezeta, el 28 de agosto de 1892, se funda la casa de la moneda en El Salvador. A finales de ese año se conmemoró el 4º centenario del descubrimiento de América, razón por la cual, el Poder Legislativo reformó la ley monetaria de 1883 sustituyendo el peso por el colón, en honor a Cristóbal Colón.

 

Se decretó que el valor del colón sería al dos por uno en relación con el dólar americano. En 1919 surge la segunda ley monetaria, regulando el manejo de las monedas desgastadas, para sacarlas de circulación. De la misma manera, se empoderó al Ministerio de Hacienda para controlar la circulación monetaria.

 

 

1.4 Creación del Banco Central de Reserva de El Salvador

 

En junio de 1934, el Ejecutivo y la Asamblea Legislativa aprobaron la creación del Banco Central de Reserva de El Salvador, con el objetivo de regular el volumen de crédito y demanda de moneda circulante, así como la facultad exclusiva de la emisión de nuevos billetes. En ese mismo año, el recién fundado Banco Central de Reserva emitió billetes de 1, 5, 10, 25 y 100 colones.

 

II.  Ley de integración Monetaria

 

2.1 Condiciones existentes antes de la Ley de Integración Monetaria (LIM)

 

Especialmente entre 1997 y el 2000, el manejo de la política monetaria en un ambiente fuerte de ingresos de recursos externos, colaboró con la acumulación de reservas en el Banco Central de El Salvador (BCR). Con el propósito de evitar fenómenos inflacionarios y mantener estabilidad del tipo cambiario, se realizaron operaciones de mercado abierto con el fin de controlar y esterilizar el exceso de masa monetaria circulante, causando en términos reales que las tasas de interés domésticas permanecieran elevadas.

 

 

2.2 Propósitos y establecimiento de la Ley

 

Uno de los objetivos de la LIM, fue fortalecer las condiciones estables de la macroeconomía, eliminando el uso discrecional de la política monetaria y el riesgo cambiario, esto dio mayor certidumbre y credibilidad al sistema financiero salvadoreño en materia de inversiones de mediano y largo plazo.

 

La década de los años 90 fue para El Salvador, un tiempo crucial en materia política, social y económica, se logran los acuerdos de paz, se implementan importantes programas en el sistema educativo y de salud, se privatizan varias de las empresas en manos estatales y se logra una estabilidad macroeconómica durante 8 años,  especialmente el crecimiento de las reservas internacionales que  incrementaron de manera sustancial los flujos de divisas desde el exterior, especialmente las remesas familiares, desarrollando de esa manera condiciones económicas que facilitaron la implementación del bimonetarismo en el 2001 bajo la dirección del Presidente de esa época, Licenciado Francisco Flores y el BCR.

 

La posibilidad de establecer un reemplazo físico y legal de la moneda circulante por el dólar, fue durante el principio de la década de los 2000, las condiciones económicas, políticas y sociales que facilitaban la implementación del bimonetarismo, buscando una mejora sustancial en la economía del país e incentivando la inversión extranjera, se aprobó en la asamblea legislativa de la República de el salvador, a través del decreto 201, el 30 de noviembre del año 2000, surtiendo efecto el bimonetarismo a inicio del año 2001.

 

Como resultado de esta aprobación, se otorga al dólar americano el curso legal e irrestricto con el tipo de cambio fijo de 8.75 colones por dólar, con el poder necesario para el pago de obligaciones en dinero en el territorio nacional. Así como la contratación de obligaciones monetarias expresadas en cualquier otra moneda de curso legal en el mundo.

 

La evolución del sistema monetario salvadoreño muestra a través de la historia, un progreso dinámico durante los últimos años, así como la transformación de la economía de la sociedad y también de la manera de ver al mundo globalizado.

El comportamiento en la etapa posterior  al bimonetarismo, se da fenómeno de la sustitución de la moneda, aunque en el año 2001 el colón era una moneda de curso legal, la LIM dice en su art. 5, que el Sistema Bancario Salvadoreño debe iniciar un proceso de recolección y cambio de la moneda local por el dólar americano. Según informes del BCR, en Enero del 2001, la circulación de dólares en el país representaba únicamente el 10% de la masa monetaria en circulación; en febrero del 2002, el porcentaje se había elevado a un 54% la sustitución, y al cierre de febrero del 2003, el 99.2% de la base monetaria, depósitos y circulante en efectivo s encontraba ya completamente dolarizada, por lo que se deduce que el 0.8% del dinero en efectivo en el país estaba en colones,

Todas las cuentas del sistema financiero habían sido convertidas  en dólares, el  último segmento en colones era efectivo en circulación. En la LIM se establecieron tres disposiciones básicas para facilitar la implementación del dólar:

1) Fijar el tipo de cambio en 8.75 colones por cada dólar americano

2) Promulgar el dólar como moneda de cursos legal en El Salvador

3) Establecer que todas las operaciones del sistema financiero se realizaran en dólares

La Dolarización ha adquirido gran trascendencia en la economía mundial, debido a la falta de estabilidad de las monedas, al final de la primera década del 2000, solo El Salvador, Ecuador y Panamá han logrado una dolarización formal

 

III. Impacto de la dolarización

 

3.1 Apertura comercial

 

El comercio externo experimentó la reducción de los aranceles a las importaciones y la suscripción de tratados de libre comercio reportaron un mayor dinamismo a las transacciones con el exterior en El Salvador, presentando un coeficiente promedio de apertura comercial de 53.8% en el período de 1995-2000, elevándose para el período del 2001-2008 al 60.1%, debido al componente de las importaciones que como porcentaje del PIB aumenta de 33.9% a 39.8% en los mismos períodos.  Las exportaciones como porcentaje del PIB, pasaron durante de 19.9% en  el período 1995-2000 de 19.9% a 20.3% del 2001-2008, este bajo crecimiento se dio por los desastres naturales que afectaron el país durante este período.

Con información preliminar a agosto 2009, se observa que el indicador que el indicador de apertura comercial alcanza el 51.0%, una reducción de 9.1% respecto al promedio  registrado del 2001 al 2008,  ajustando las importaciones que representan el 32.6% del PIB.

 

 

 

 

 

3.2 Integración Comercial

Fundamentalmente El Salvador tiene una posición geográfica privilegiada para que  sus vínculos comerciales sean eficaces con países de América, estos vínculos son menos significativos con países de los continentes  Europa, Asia y áfrica. El Comercio Externo y los flujos externos  provienen de los estados unidos y Centroamérica, que son  sus  principales socios comerciales.

a) Comercio Externo de El Salvador con Estados Unidos

Las economías de El Salvador y Estados Unidos están estrechamente ligadas por los vínculos comerciales y laborales, asociando el aspecto laboral a los fenómenos migratorios, especialmente durante la época del conflicto armado en El Salvador. Las remesas familiares es uno de los principales rubros de soporte para la estabilidad del crecimiento económico de El Salvador, Este importante rubro de remesas familiares.

Las exportaciones totales de El Salvador hacia Estados Unidos durante el período 2001-2008, acumularon un monto de $16,425.9 millones, contando con una cuota de mercado de 59.8%, mientras que las importaciones acumuladas de Estados Unidos hacia El Salvador, fue de $22,865.9 millones, esto representó el 42.9% del total de importaciones.

 

 

 

 

 

b) Comercio Regional con Centroamérica

Centroamérica es el segundo socio comercial de El Salvador, después de Estados Unidos, con esta región se mueven importantes transacciones de exportaciones e importaciones, para el caso de las importaciones, estas provienen principalmente de Guatemala.

Preliminarmente hasta agosto de 2009, se observa una contracción importante de las importaciones y exportaciones a los países centroamericanos, pero se mantienen las principales cuotas de mercado y su tendencia de mediano plazo.

 

 

 

 

 

3.3 Integración Laboral

El fenómeno de la migración de el salvador a estados unidos inicia desde los años 60, incrementándose en los años 80 por el conflicto armado, aproximadamente en la actualidad radican en los Estados Unidos 2,000,000 de salvadoreños en forma permanente

Con el propósito de colaborar con El Salvador, el gobierno de los Estados Unidos proporcionó el Programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), por sus siglas en ingles, beneficiando a los indocumentados, permitiéndoles laborar dentro del marco legal en el país norteamericano. Existen al momento negociaciones para regularizar definitivamente la situación de los salvadoreños protegidos por el TPS. Este programa de Protección Temporal ha sido prorrogado por los Estados Unidos en varias oportunidades.

El rubro de las remesas familiares de los Estados Unidos hacia El Salvador, constituye un importante flujo de estabilización en la economía nacional.

 

 

 

 

 

El flujo de remesas hasta agosto del 2009 registró un efecto negativo, debido a la crisis mundial que especialmente afectó al principal socio comercial y laboral de El Salvador, con una caída del 10.3% anual.

 

3.4 Situación Fiscal

La orientación de las acciones de la política fiscal para reducir el déficit, se ha orientado elevando la carga tributaria y reduciendo los gastos corrientes. Sin embargo, estos esfuerzos han sido seriamente debilitados por los desastres naturales, el aumento de los precios del petróleo y la recesión mundial que elevaron el gasto público, que fue financiado primariamente con endeudamiento externo.

a) Déficit y ahorro como porcentaje del PIB

De acuerdo a los estándares de manejo del PIB, los organismos internacionales han considerado como manejables los niveles del déficit fiscal de El Salvador. El pago de pensiones y el vencimiento de la deuda externa, ejerce presión sobre las finanzas fiscales. La regulación de tasas impositivas han venido ajustándose de acuerdo a las necesidades del gasto público, grabando especialmente los productos que impactan en la salud de la sociedad salvadoreña.

b) Carga Impositiva

Es de notar los esfuerzos realizados por el Sector Público no Financiero (SPNF), para incrementar los ingresos entre los cuales se encuentra la ampliación de el tiempo laboral para poder pensionarse y otros ajustes considerables, en el período de 1995-2000 se tenía una tasa de 10.4% la cual se elevó al 12.8% en el período 2001-2006, como porcentaje del PIB. Los ajustes en la  recaudación tributaria, el incremento de la actividad económica, así como la aplicación del Fondo de Conservación Vial (FOVIAL) y el Fondo para la Salud (FOSALUD) fueron las causas del incremento de la carga tributaria en el período 2001-2006.

La captación tributaria continúa en un ritmo creciente  del 10.5%  al 13.4% en el período 2001-2006. El descenso de la recaudación tributaria, a partir del 2008 al 2009, ha obligado al Gobierno a revisar de nuevo las cargas tributarias, con el objeto de implementar nuevas reformas que fortalezcan la gestión fiscal.

 

3.5 Inversión pública

La inversión pública experimentó una reducción de cuatro puntos porcentuales comparado con el periodo previo a la adopción de la LIM, el cual pasó del 3.5% del PIB al 3.1% en el período 2001-2008. Por los desastres naturales ocurridos en la región salvadoreña, se tuvo altos y bajos en la ejecución de proyectos de reconstrucción.

 

3.6 Deuda del sector público

La deuda del sector público no financiero registró un saldo a diciembre del año 2000 de $3,886.2 millones, equivalentes al 29.6% como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB). En cuanto a la deuda externa, en ese tiempo se registró un saldo de $2,629,5 millones, esto era equivalente al 20% del PIB, la deuda interna registró saldos de $1,256.7 millones, equivalente al 32.2% de la deuda total y equivalente al  9.6% como porcentaje del PIB a diciembre de 2008. El sector público no financiero reportó un saldo de deuda total de $7,903.6 millones, registrando un crecimiento promedio anual de 9.5% en el período del 2001-2008 y se elevó como porcentaje del PIB al 35.7%.

Los desastres naturales que se registraron en el período del 2001-2005 incrementaron considerablemente el nivel de endeudamiento interno y externo. El aumento en el endeudamiento por gastos en reconstrucción presionaron al Gobierno a canalizar préstamos internacionales para recuperar la infraestructura y sufragar los gastos ocasionados por los desastres, del 2001-2004 acumularon un monto de  $748.2  Millones, a diciembre del 2008 acumuló un monto de $2,240.2 millones.

Un importante componente del gasto público asociado es el pago de intereses que en el período del 2001-2008, acumularon un monto de $2,946.2 millones.

La reducción de la actividad económica y las importaciones han debilitado considerablemente la recaudación tributaria y han presionado por más requerimientos de recursos debido a la rigidez de los gastos corrientes. Por lo que se ha experimentado un incremento de la deuda interna y externa en el período 2008-2009. Como consecuencia de esto se pone en riesgo la sostenibilidad a mediano y largo plazo.

La reciente colocación de nueva deuda prevista al final del año 2009, elevó el nivel de riesgo tal como se esperaba por parte de las empresas calificadoras.

3.7 Libre movilidad de capitales

En  julio de 1996 como primeras señales de apertura, se permitió la captación de capitales en dólares así como la concesión de préstamos en esta moneda. La economía salvadoreña registro importantes flujos de capital, entre las que destacan las remesas familiares, la inversión extranjera directa y otras inversiones, durante los años 1995 al 2000.

Con el propósito de mantener bajos niveles de inflación y estabilidad en el tipo de cambio, el BCR efectuó operaciones de mercado abierto, esto con el fin de neutralizar la monetarización de flujos de capital. Las reservas internacionales netas se incrementaron considerablemente por un monto de $1,175.9 millones durante 1995-200. La presión por esterilizar los flujos de capital se trasladó al mercado interno, destinando menores recursos para atender la demanda del crédito privado y alzas en tasas de intereses domésticos.

El nuevo sistema monetario estimuló un ambiente propicio para la movilidad de capitales atrayendo recursos externos en forma de inversión extranjera directa y por supuesto, las remesas familiares que han tenido poca incidencia sobre la posición de activos de reserva del BCR de El Salvador. Estos responden a cambios en operaciones del sector público y la posición de reservas de liquidez de los bancos. El comportamiento de los precios internacionales y los costos de producción de los actores económicos son la respuesta de la inflación doméstica.

3.8 Inversión extranjera directa

La inversión extranjera directa en el período 1995-2000 alcanzó $1,531 millones, y en promedio representó el 2.1% del PIB, esto como consecuencia de la privatización de los servicios de telecomunicaciones y electricidad. La entrada de inversión extranjera a El Salvador se incrementó debido a la suscripción de tratados de Libre Comercio, siendo uno de los principales el CAFTA que estimuló a la exportación, especialmente del sector maquilero, que en promedio representó el 68.0%  anual.

 

En el sector financiero, la entrada de bancos internacionales de primera línea, propició en el 2007 y 2008 un importante flujo de inversión extranjera directa, acumulando un monto de $4,298.9 millones durante el 2001-2008, esto representó el 3.0% del PIB.

 

3.9 Asepsia del Sistema financiero

Para evitar la vulnerabilidad del sistema financiero y reducir los factores de riesgo que presionaban la liquidez y solvencia del sistema se efectuaron considerables reformas de la legislación para fortalecer la posición patrimonial de los bancos. Aún con estas importantes medidas de saneamiento, persistió el riesgo de devaluación en las operaciones activas y pasivas en dólares.

Otra medida orientada a evitar la exposición del sistema bancario por los créditos parcialmente morosos de los cafetaleros fue el Fideicomiso Ambiental para la conservación del bosque cafetalero FICAFE.

En la actualidad, el sistema financiero esta menos expuesto a las pérdidas derivadas del riesgo de devaluación, debido a la promoción de mayor competencia con la entrada de bancos de capital externo como consecuencia de la implementación de la LIM.

La regionalización financiera de los bancos salvadoreños, amplió sus operaciones en el resto de países de Centroamérica, conformando conglomerados financieros.

La reformada legislación de las actividades bancarias en materia de intermediación financiera, incorporó requisitos más estrictos en materia de capital, créditos relacionados y funcionamiento de conglomerados financieros. En estas reformas a la Ley, se le da trato nacional a las instituciones internacionales, esta concesión ha estimulado mayor  participación de conglomerados financieros internacionales, fortaleciendo el patrimonio y dándole mayor competencia.

La revisión de la Ley de la Superintendencia del Sistema Financiero ha dotado de los instrumentos necesarios para la supervisión de acuerdo a las normas de Basilea, lo que provocó un mayor protagonismo dado que en El Salvador operan bancos que no son propiedad de residentes.

La venta de los bancos nacionales a instituciones extranjeras provocó en el 2008, un significativo flujo de inversión extranjera directa y el fortalecimiento al sistema bancario local.

 

3.10 Cartera de Préstamos

El comportamiento crediticio bancario durante el período 1995-2000 aumentó de $3,318.6 millones a $5,443.9 millones registrando un crecimiento promedio del 14.8% anual. En el período de implementación de la LIM, la cartera creció en forma estable a diciembre de 2008, con un saldo de $8,712.4 millones, con un promedio anual de 6.2%.

La principal fuente de fondeo de los bancos, sigue siendo la captación de depósitos. La emisión de títulos valores y la contratación de obligaciones externas, han duplicado su aporte en la captación de recursos. Como porcentaje del PIB, el crédito bancario se mantiene en el 31.5%.

El BMI ha dejado su protagonismo en la captación de fondeo de los bancos aproximadamente en un 50%, lo cual podría ser canalizado para recursos de activación económica.

3.11 Asignación de créditos a sectores económicos

Durante la entrada en vigencia de la LIM, se registraron  cambios sustanciales en el destino de los créditos, los sectores construcción, comercio, industria y agropecuario, que a diciembre del año 2000, agrupaban un 71.6% de la cartea de crédito, en Diciembre del 2008, su participación experimentó una importante reducción a 58.4% de crédito, mientras que el sector servicios y los créditos personales experimentaron un incremento de un 16.9% al 32.2% durante el 2009. Estos segmentos constituyen un mayor riesgo en la recuperación, por lo que ha repercutido en menor asignación de fondos.

El cambio en el comportamiento de la composición de la cartera de créditos se debe a que los sectores comercio en industria cuentan con líneas de crédito del exterior, generando una menor demanda de préstamos en los bancos locales.

La baja en los precios de exportación ha limitado el acceso del sector agropecuario al crédito bancario. No obstante las oportunidades que generó la entrada en vigencia del CAFTA, permitieron que creciera la demanda de créditos para las actividades agropecuarias. El apoyo al sector agropecuario y el incremento de los precios de los alimentos en el mercado internacional generaron una mayor demanda de créditos para este sector.

 

3.12 Mora Bancaria

La entrada en vigencia de la LIM registró una mayor solvencia del sistema financiero reduciéndose del año 2000 al 2005 en $135,5 millones, equivalente a una tasa de 8.4% anual. El saneamiento de la cartera morosa del sistema bancario ha experimentado una considerable baja del 2000 que registraba una mora del 5.3% al 2005 que alcanzó su menor nivel del 2.0%. A partir del 2006, este importante indicador de solvencia tendió a incrementarse en forma persistente hasta alcanzar en  agosto del  2009 un 4.1% de la mora bancaria.

 

3.13 Tasa de Interés Nominal

Las condiciones favorables de liquidez, la entrada de remesas, flujos de capital público, estabilidad cambiaria y bajos niveles de inflación en los años previos a la dolarización 1995-2000, disminuyeron las tasas de interés activas y pasivas en términos nominales.

A la  entrada en vigencia de la LIM, las tasas de interés activas y pasivas se ajustaron a la baja, registrando importantes reducciones y respondiendo su comportamiento a la oferta y la demanda de préstamos, con las condiciones de liquidez de la economía y la evolución de las tasas de interés internacionales.

El sistema bancario salvadoreño ha mantenido las tasas más bajas de interés en Centroamérica, facilitando con mayor protagonismo la colocación de recursos crediticios en la región.

La crisis financiera mundial ha cerrado espacios a los recursos financieros externos para los bancos del sistema, registrando en las tasas de interés nominales una tendencia creciente durante el años 2007, 2008 y aún persiste en el 2009, al mismo tiempo y debido al escenario mundial los bancos han optado por cancelar las obligaciones de corto y mediano plazo, así como reducir sus activos en el exterior.

En 1999, la renta de capital se ubicó al 16.1%, cambiando su tendencia a la baja en el 2004 cuando alcanzó su menor nivel de 1.3%, en el año 2008, la tasa de interés para préstamos menores de 1 año, alcanzó el 4.1% anual, reflejando ya el costo de recursos por mayor demanda de recursos del sector público.

 

3.14 Tasas de Interés real

La LIM experimentó grandes retos en su implementación, uno de ellos fue el manejo de la Política Monetaria, debido al elevado costo en términos reales, por los riesgos imperantes de la devaluación. La regulación de estas actividades en el escenario financiero nacional, ha permitido que este costo real sea tendiente a la baja, lo que abarata en el mercado el costo del capital.

3.15 Análisis comparativo de El Salvador y Centroamérica

En el periodo 1995-2000, los indicadores de inflación mostraron que El Salvador fue el país más estable de la región seguido de Guatemala, con una tasa promedio de inflación de 7.3%, mientras que el resto de países de la región mostraron aumentos de precios de más de 2 dígitos. Las políticas que ejerció el BCR muestran la estabilidad cambiaria de El Salvador, respecto al resto de países de Centroamérica, en relación al dólar, especialmente costa rica y nicaragua, mientas que el salvador mantuvo las tasas de interés de la región.

La integración comercial y financiera entre El Salvador y Guatemala se ha extendido a la política cambiaria que ambos países presentaron hasta el 2008, registrando los indicadores una ausencia de devaluación y las menores tasas de inflación. El Salvador se mantiene con la menor tasa de inflación, eliminó por completo el riesgo de devaluación respecto al dólar y la oferta de tasas  de interés.

3.16 Política Financiera

c) Liquidez bancaria en tiempo normal

La LIM previó la liquidez sobre los pasivos de los bancos, requiriendo fondos de reserva que garantizaran la liquidez en tiempos coyunturales: Fijando el primer tramo en un 25% de utilización de sus reservas. De continuar el problema de la iliquidez, puede utilizar el segundo tramo equivalente al otro 25%, finalmente, el uso del ultimo tramo equivalente al 50% está subordinado a que la entidad ponga un programa específico puesto en marcha a  fin de garantizar los depósitos de los usuarios.

El BCR es el depositario de las reservas disponibles de los bancos, con el objeto de garantizar el funcionamiento de pagos y su liquidez.

d) Mecanismos de Emergencia para superar cuadros sistémicos

La LIM establece mecanismos para atender liquidez sistémica que permita que  los bancos puedan emitir títulos propios, gestionar créditos en el exterior o vender su cartera a otros bancos. En El Salvador, el Instituto de Garantía de Depósitos, asegura hasta un monto de $7,060 millones, de los depósitos captados a los usuarios por cada institución bancaria.

3.17 Sistema Financiero: Supervisión y Regulación

Las reformas a las legislación financiera, siguiendo las recomendaciones de BASILEA II, regula las transacciones relacionadas con créditos, que establezcan el porcentaje mínimo de capital patrimonial para garantizar la sanidad y la solvencia de las instituciones financieras.

La superintendencia del sistema financiero, dicta las normas de funcionamiento para las entidades financieras radicadas.

Las atribuciones, limitaciones y otros aspectos relacionados con la organización, funcionamiento y administración de las entidades financieras, se establecen en la Ley de Bancos. Existen otros intermediarios en el mercado financiero de El Salvador, como las administradoras de fondos de pensiones y la bolsa de valores, las cuales cuentan con sus propias entidades reguladoras y supervisoras.

3.18 Mecanismos de Protección Financiera

En la República de El Salvador existe una red de seguridad financiera compuesta por el BCR, la Superintendencia del Sistema Financiero y el Instituto de Garantía de Depósitos, que en caso de una crisis, pueden actuar en forma conjunta para evitar catástrofes en el sistema.

 

Recomendaciones

La economía salvadoreña presenta excelentes expectativas de integración económica, laboral y geográfica con una de las potencias económicas más grandes del mundo: los Estados Unidos.

Las buenas relaciones entre los gobiernos incluso podrían mejorar las condiciones actuales y como una medida preventiva, ante la posibilidad de un resurgimiento de la caída de la economía norteamericana, debería prepararse con anticipación, políticas que minimizaran el impacto de una posible epidemia cíclica.

El nuevo escenario mundial presenta claras tendencias de la formación de bloques de mercado integrados por razones políticas, económicas y geográficas. En el caso de El Salvador, la relación natural con Estados Unidos proviene de estos tres indicadores potenciales.

La dolarización en El Salvador dejó al descubierto una serie de debilidades, sobretodo, en la reacción inmediata ante fenómenos económicos adversos. La productividad y la competitividad deben mejorar sustancialmente, para lograr condiciones más dinámicas y eficientes en la economía y en los procesos productivos del país.

La revisión de políticas para enfrentar desastres naturales y fenómenos económicos mundiales son de suma importancia. La preparación de recursos en materia de legislación y planificación para prevención y reconstrucción en caso de catástrofes debe ser una prioridad para El Salvador.

Implementar políticas que generen empleo, seguridad alimentaria y la protección de la macroeconomía para asegurar la estabilidad en los salarios, pensiones y los depósitos al sistema bancario.

El seguimiento de las recomendaciones de las calificadoras de riesgo es una buena estrategia, con el propósito de mejorar la categoría para atraer inversión internacional.

Es importante fortalecer la seguridad jurídica para lograr una reducción de la delincuencia y generar de esa manera un ambiente propicio para el desarrollo y la inversión.

 

Conclusión

Los esfuerzos realizados durante varias décadas de trabajo que generaron grandes reformas y cambios en la estructura política, económica y financiera del país; la apertura económica y laboral de El Salvador, respecto a otros países, y la Ley de Integración Monetaria así como la inserción de El Salvador al mundo globalizado, han sido parte del camino recorrido.

La experiencia capitalizada en los logros y los desaciertos en el ambiente político económico y financiero, sin duda permitirán al liderazgo del país fijar un destino cierto y seguro donde haya mucho que ganar y poco que perder.

 

[Regresar a artículos]

 

35 Av. Sur, y Calle Antigua del Ferrocarril, Col. 3 de Mayo, San Salvador, El Salvador

Teléfonos: (503)2205-7400

e-mail: isaurovielman@yahoo.com

 

® SMART 2016